Implante cerebral permite a un parapléjico «escribir a mano»

Publicado el
Implante cerebral permite a un parapléjico «escribir a mano»

(F. WILLETT ET AL/NATURE 2021)

Personas con parálisis ahora tendrán la esperanza de poder comunicarse nuevamente, gracias un prototipo de interfaz cerebro-computadora combinado con implantes neuronales.

Del cerebro a la pantalla

Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford trabajó durante un tiempo junto a un hombre de 65 años, voluntario, paralizado desde el cuello, con el objetivo de convertir su escritura imaginaria en caracteres mostrados en una pantalla. Se utilizaron sensores implantados en la corteza cerebral de la zona que controla los movimientos de la mano y los dedos.

Mientras el participante imaginaba escribir una carta con la mano, los sensores detectaban las señales eléctricas desencadenadas con la actividad cerebral de imaginar las letras sobre el papel.  Las señales brindaban información a un algoritmo que, en tiempo real, la traducía a un texto visible en una pantalla. Este es un método más poderoso, en comparación a otros intentos de traducir el hablar en lugar de la escritura manual, según el neurocientífico Krishna Shenoy, coautor de la investigación.

El equipo de Shenoy había realizado con anterioridad un estudio que sirvió de base para el ahora presentado en la revista Nature. En el primero, los participantes voluntarios, fueron sometidos a un implante de sensores neuronales e intentaron mover el brazo para desplazar un cursor en la pantalla y, así, seleccionar letras con el objetivo de construir oraciones. Con este método, las personas lograron «escribir» 40 caracteres por minuto. En cambio, en la nueva investigación, el hombre de 65 años logró 90 caracteres, que equivalen a 15 palabras por minuto, aproximadamente.

Este no solamente es un nuevo récord de escritura a través de BCI (brain-computer inerface); además es, en promedio, la cantidad de palabras que personas de edades similares escriben en un smartphone.

El futuro de este sistema

Hasta el momento, el sistema es una prueba de concepto con un solo voluntario. No obstante, la esperanza de los autores es que esto permita a las personas paralizadas comunicarse eficientemente mediante la escritura, sin usar las manos.  «Restaurar la capacidad de las personas que han perdido su independencia para interactuar con las computadoras y otros es extremadamente importante, y eso es lo que está llevando proyectos como este al frente y al centro», manifestó Shanoy.

Es importante recalcar que la zona cerebral destinada a la escritura se encuentra aún activa e intacta, incluso mucho tiempo después de la lesión del participante. “La gran sorpresa es que incluso años y años después de la lesión de la médula espinal, que le impidió usar las manos o los dedos, es posible escuchar esa actividad eléctrica. Todavía está muy activo «, dice Shenoy.

Si bien se necesita profundizar en las investigaciones, más pruebas, el equipo confía en que su sistema funcionará en otras personas. Continúan trabajando y, el siguiente paso es probar el sistema BCI con un persona que perdió tanto la capacidad de moverse como el habla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.