Más de 450 objetos previamente desconocidos han sido descubiertos rondando nuestro sistema solar exterior

Publicado el
Más de 450 objetos previamente desconocidos han sido descubiertos rondando nuestro sistema solar exterior

Cinturón de Kuiper / Wikimedia Commons

En las afueras de nuestro Sistema Solar existe un enjambre de objetos helados llamado Cinturón de Kuiper. Los astrónomos creen que esta región permanece más o menos sin cambios desde el nacimiento del Sistema Solar. Sin embargo, una nueva investigación aún no revisada por pares ha encontrado centenares de objetos en él. El trabajo está disponible en arXiv.

El Cinturón de Kuiper es difícil de observar porque es oscuro, lejano y sus objetos son muy pequeños. Ahora, un equipo de astrónomos ha identificado 815 objetos transneptunianos (TNO), de los cuales 461 fueron descubiertos recientemente, utilizando datos del Dark Energy Survey.

Es un aumento significativo para los aproximadamente 3.000 TNO conocidos en el Sistema Solar exterior, información que contribuye a modelar mejor cómo se formó el Sistema Solar, y tal vez incluso a buscar el escurridizo Planeta Nueve.

“Este es el segundo catálogo más grande de TNO de una sola encuesta hasta la fecha”, escribieron los investigadores en su artículo. Además, es el “catálogo más grande con fotometría multibanda”, añadieron.

El trabajo

Dark Energy Survey no se propuso buscar TNO. Se ejecutó entre agosto de 2013 y enero de 2019, y recopiló 575 noches de datos infrarrojos e infrarrojos cercanos en el cielo del sur. El objetivo era analizar una variedad de objetos y fenómenos como las supernovas y los cúmulos de galaxias para tratar de calcular la aceleración de la expansión del Universo.

Pero el alto grado de profundidad, amplitud y precisión del estudio resultó ser muy bueno para buscar objetos también en el lejano Sistema Solar. Por ello, examinaron la data de más allá de la órbita de Neptuno a unas 30 unidades astronómicas.

El año pasado, los astrónomos analizaron esos datos para encontrar más de 100 nuevos planetas menores. El nuevo trabajo, realizado por el mismo equipo y utilizando una línea de detección mejorada, agrega 461 más. Asimismo, ejecutaron simulaciones de detección de TNO con el propósito de comparar sus resultados y ver si sus técnicas eran precisas.

Importancia

Debido a que pocos objetos perturban sus órbitas, los astrónomos creen que los TNO conservan rastros de la dinámica del Sistema Solar primitivo. Durante ese tiempo, según los modelos actuales, el sistema se habría visto muy diferente a como se ve ahora.

A medida que los planetas gigantes llegaron a sus órbitas actuales, sus interacciones gravitacionales influyeron en las órbitas de los TNO. Estas órbitas resultantes son estudiadas a fin de reconstruir los eventos que las hicieron de esa manera. Los grupos de TNO pueden tener órbitas bastante diferentes, cuanto más encontremos, más precisa será la reconstrucción.

Las órbitas de un subconjunto de TNO son realmente extrañas. Reciben el nombre de TNO extremos y tienen una distancia orbital media superior a 150 unidades astronómicas. Algunos astrónomos creen que los TNO extremos son evidencia de una presencia gravitacional: el hipotético Planeta Nueve.

No hemos observado muchos de estos objetos, por lo que cada nuevo ayuda a dar con el Planeta Nueve o descartar su existencia. El nuevo catálogo agrega otros nueve TNO extremos a la mezcla, cuatro de los cuales tienen ejes semi-principales mayores a 230 unidades astronómicas.

Otros objetos

De igual forma se hallaron varios objetos con resonancias orbitales con Neptuno, en otras palabras, cuando los cuerpos tienen períodos orbitales con una proporción simple. Aparte, 4 nuevos troyanos de Neptuno, o asteroides que comparten la órbita del planeta en puntos lagrangianos gravitacionalmente estables.

Al mismo tiempo se detectó un gran cometa llamado C/2014 UN271 (Bernardinelli-Bernstein) recorriendo un viaje del interior hacia el Sol. Y finalmente un objeto “desprendido”, llamado así porque su órbita no está influenciada por Neptuno, con un ángulo orbital extraordinariamente alto desde el plano del Sistema Solar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.