Nuestra galaxia no es tan homogénea como creíamos, asegura estudio

Publicado el
Nuestra galaxia no es tan homogénea como creíamos, asegura estudio

representación del artista de gas prístino (mostrado en magenta) en la Vía Láctea. / UNIGE - Dr. Mark A. Garlick

Los astrónomos han observado la composición de los gases en nuestra galaxia y han demostrado que, contrario a los modelos establecidos hasta ahora, no se mezclan de forma homogénea. Los detalles de la investigación se encuentran publicados en Nature.

Para comprender la historia y evolución de la Vía Láctea, los astrónomos han estado estudiando la composición de los gases y metales que la constituyen. Se destacaron tres elementos principales. El gas inicial proveniente del exterior, el gas entre las estrellas dentro de nuestra galaxia, y finalmente, el polvo creado por la condensación de los metales presentes en este gas.

“Hasta ahora, los modelos teóricos consideraban que estos tres elementos se mezclaron de manera homogénea y alcanzaron la composición solar en todas partes de nuestra galaxia”, comenta Patrick Petitjean, investigador de la Institut d’Astrophysique. Quien añade que igual hubo un ligero aumento de la metalicidad en el centro, donde las estrellas son más numerosas.

Gases no mezclados

Durante 25 horas, un equipo de científicos observó la atmósfera de 25 estrellas utilizando el Telescopio Hubble y el Very Large Telescope (VLT) en Chile. Descubrieron que no se puede contar el polvo con estos espectrógrafos, a pesar de que contiene metales.

Por eso, investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE), desarrollaron una nueva técnica de observación, demostrando que estos gases no se mezclan tanto como se pensaba anteriormente.

“Se trata de tener en cuenta la composición total del gas y el polvo observando simultáneamente varios elementos como hierro, zinc, titanio, silicio y oxígeno. Luego podemos rastrear la cantidad de metales presentes en el polvo y sumarlo a lo ya cuantificado por las observaciones anteriores para obtener el total”, explicó Annalisa De Cia, de la UNIGE.

Importancia

El entorno que compone la Vía Láctea reúne los metales producidos por las estrellas, y las partículas de polvo formadas a partir de estos metales. Sin embargo, también reúne los gases del exterior de la galaxia que entran regularmente en ella, indicaron los científicos.

Como resultado de los hallazgos, habrá que modificar las simulaciones de la evolución de la Vía Láctea. “Este descubrimiento juega un papel clave en el diseño de modelos teóricos sobre la formación y evolución de las galaxias. A partir de ahora, tendremos que refinar las simulaciones aumentando la resolución”, enfatizó Jens-Kristian Krogager, de la UNIGE. De esta forma incluiremos estos cambios en la metalicidad en diferentes lugares de la Vía Láctea, concluyó.

Los resultados tienen un fuerte impacto tanto en la comprensión de la evolución de las galaxias como de la nuestra en particular. De hecho, los metales juegan un papel fundamental en la formación de estrellas, polvo cósmico, moléculas y planetas. En base a ello sabemos que hoy en día se podrían formar nuevas estrellas y planetas a partir de gases con composiciones muy diferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.