Reducir la temperatura corporal ayudaría al 10% de pacientes en cuidados intensivos

Publicado el
Reducir la temperatura corporal ayudaría al 10% de pacientes en cuidados intensivos

Pacientes en una unidad de cuidados intensivos / PDA

¿Hipotermia para salvar vidas? Un nuevo estudio revela cómo las bajas temperaturas mejoran la actividad del surfactante, una mezcla molecular esencial para respirar. Los detalles fueron publicados en Nature Scientific Reports.

SDAR

El síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDAR) afecta a una décima parte de todos los pacientes en la unidad de cuidados intensivos. Ahora, por la pandemia de COVID 19, muchas personas sufren de esta condición.

Algunos científicos han sugerido que la hipotermia terapéutica (el enfriamiento intencional del cuerpo) podría ser una forma de mejorar el SDAR. Esta nueva investigación liderada por Chiara Autilio de la Universidad Complutense de Madrid ha decidido comprobarlo.

Autilio y sus colegas demostraron no solo cómo la hipotermia terapéutica funciona a nivel molecular en los pulmones, sino también por qué se aplicaría con éxito al SDAR.

Surfactante

Dentro de nuestros pulmones, el surfactante pulmonar es una mezcla molecular esencial para respirar. Los bebés prematuros a veces nacen sin desarrollarlo aún y requieren tratamientos de emergencia para reemplazar el surfactante y que puedan respirar. Asimismo, este surfactante se inactiva y descompone en adultos con lesiones pulmonares o inflamación.

Ya en el pasado, los médicos usaron la hipotermia terapéutica, un enfriamiento del cuerpo a aproximadamente 33° C, para tratar algunos casos. Principalmente en mejorar la respiración de algunos bebés prematuros y en algunos tipos de paro cardíaco en adultos.

Por ello, Autilio y su equipo querían saber si el enfriamiento afectaría al surfactante y demostraría un beneficio para el SDRA. Observaron la física de uno aislado en su laboratorio, e “inesperadamente, encontramos una mejora en la actividad del surfactante a 33° C”, mencionó la investigadora.

El descubrimiento

El equipo descubrió que, a 33° C, el surfactante tenía una tensión superficial más baja, lo que facilitaría la entrada de oxígeno a los pulmones.

De igual forma, encontraron que la tensión más baja cambiaba la actividad de las moléculas en el surfactante. Lo cual evitaba que este fuera interrumpido por moléculas sanguíneas, cosa que puede ocurrir durante una lesión pulmonar.

Sus resultados indican que el uso de la hipotermia terapéutica podría ayudar a las personas con síndrome de dificultad respiratoria aguda a respirar. Una pista que sin duda vale explorar y estudiar más a fondo dado el contexto de la pandemia.

Más estudios

Justamente la investigadora comentó que actualmente hay ensayos clínicos en curso en otros laboratorios. Con ellos intentan averiguar si la hipotermia terapéutica serviría como tratamiento para los problemas respiratorios graves asociados con COVID-19.

Al mismo tiempo, en el laboratorio Pérez-Gil de la Universidad Complutense “estamos trabajando para crear un surfactante para adultos”, afirmó Autilio. “… un surfactante que podría funcionar en el contexto del síndrome de dificultad respiratoria aguda”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.