Uno de los síntomas más aterradores del Covid-19 severo es más común de lo que se pensaba

Publicado el
Uno de los síntomas más aterradores del Covid-19 severo es más común de lo que se pensaba

(Shutterstock / Theera Disayarat)

En el plazo de unas horas o un par de días, una persona puede empezar a padecer de delirio, una alteración seria de las capacidades mentales que causa confusión y desorientación. Para una persona con delirio, esta condición llega a ser realmente aterradora. Ahora sabemos que es uno de los síntomas del covid-19 prolongado y que, convirtiéndolo en aún más terrorífico, es más común de lo que se pensaba, según un nuevo estudio.

Delirios

De acuerdo a investigaciones iniciales, el delirio ocurre en hasta el 80% de los pacientes con síntomas graves de covid-19. Los especialistas creen que este sería el resultado de la pérdida de oxígeno en el cerebro o una inflamación generalizada.

En el nuevo estudio realizado en el Hospital de Michigan se sugiere que el delirio sería un síntoma común de la enfermedad por el nuevo coronavirus. Incluso, exponen que podría retrasar la recuperación del paciente si no se aborda pertinentemente.

«En general, este estudio destaca otra razón por la que vacunarse y prevenir enfermedades graves es tan importante», señala el anestesiólogo Phillip Vlisides de Michigan Medicine.

La situación no pinta bien pues la investigación ha encontrado que el 70% de los pacientes en UCI experimentó una alteración prolongada de sus habilidades mentales.

Aunque para la mayoría de ellos el delirio duró solo unos días, un tercio de los participantes fueron dados de alta sin demostrar que se habían recuperado por completo de la alteración mental. Además, de este grupo con deterioro cognitivo, casi la mitad requirió atención de enfermería especializada para sobrevivir en casa.

Poblaciones vulnerables

De acuerdo a los especialistas, se espera que un porcentaje de pacientes en cuidados intensivos sufra deterioro cognitivo. No obstante, la pandemia actual parece haber triplicado al menos ese número, por lo tanto, no está claro si el delirio es causado por el virus en sí o si es un signo de enfermedad crítica en general.

El delirio generalmente está asociado con la hospitalización prolongada y la recuperación de la enfermedad. En el nuevo estudio de Michigan, por ejemplo, los pacientes que experimentaron delirio tuvieron estadías más prolongadas en el hospital y la UCI, y dedicaron más tiempo a depender de la ventilación mecánica.

Los pacientes desproporcionadamente vulnerables a las formas graves de COVID-19 también son los más propensos a experimentar delirio mientras están hospitalizados. Aquí se incluyen los pacientes pertenecientes a minorías raciales y étnicas. En su caso, el estudio encontró que la mitad de los pacientes del grupo del delirio eran afroamericanos.

Además, los resultados indican que pacientes mujeres en UCI tienen más probabilidades de padecer delirio. Esto contradice a estudios previos en los que se sugiere que los pacientes masculinos son los más susceptibles al deterioro cognitivo.

Como consecuencia, se necesitarán investigaciones en más unidades de cuidados intensivos y con cohortes muy grandes y diversos, ya que este estudio ha contado con 148 pacientes. Así podríamos decir con certeza si son hombres o mujeres quienes tienen mayor riesgo de experimentar delirio.

La evidencia nos sigue demostrando que debemos continuar cuidándonos y vacunándonos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.