¿El momento de Urano? Científicos proponen enviar una sonda como una de las principales prioridades de investigación

Publicado el
¿El momento de Urano? Científicos proponen enviar una sonda como una de las principales prioridades de investigación

Los científicos pide explorar Urano con las próximas misiones. / NASA

La siguiente generación de misiones espaciales por fin incluirá a Urano como destino dedicado. El nuevo informe que establece las principales prioridades para la ciencia planetaria y la astrobiología, ha aconsejado enviar una sonda al séptimo planeta. El documento completo está disponible en el sitio web de las Academias Nacionales de EE.UU

El informe titulado Origins, Worlds, and Life: A Decadal Strategy for Planetary Science and Astrobiology 2023–2032, es una importante encuesta de una vez por década preparada por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU. a pedido de la NASA. Su meta es identificar los objetivos científicos más importantes de la próxima década.

Ahora, puede ser que haya llegado el momento de Urano. El comité ha declarado al Uranus Orbiter and Probe (UOP) como la nueva misión insignia de mayor prioridad para iniciarse en la década 2023-2032. 

La misión 

Esta sonda realizaría un recorrido orbital de varios años por Urano, sondeando su atmósfera. La misión proporcionaría información sin precedentes sobre los gigantes de hielo en general, y sobre Urano y sus lunas en particular

No hay duda de que Urano es completamente raro. Es el único planeta del Sistema Solar inclinado hacia un lado, de modo que su eje de rotación es casi paralelo al plano orbital. Además, tiene un campo magnético muy fuera de lugar, anillos, e incluso está emitiendo misteriosos rayos X.

Por eso, el estudio de Urano nos ayudará a comprender mejor la historia evolutiva de todo el Sistema Solar. Especialmente porque la última sonda que se acercó al planeta fue la Voyager 2 en un sobrevuelo en 1986.

El panel ha identificado varias ventanas de lanzamiento en la década de 2030, siendo la primera en 2031; las sondas planetarias son una larga apuesta. «Urano es uno de los cuerpos más intrigantes del Sistema Solar. Su baja energía interna, dinámica atmosférica activa y campo magnético complejo presentan grandes enigmas”, escribieron los científicos.

¿Vida?

Las lunas oceánicas son de gran interés para los astrobiólogos. En sus fondos geológicamente activos, los respiraderos volcánicos pueden permitir que prosperen ecosistemas completos basados ​​en una red alimenticia quimiosintética. Algo similar ocurre en los respiraderos hidrotermales aquí en la Tierra.

El comité identificó Encélado, uno de los satélites de Saturno, como su segunda prioridad más alta, para una misión llamada Enceladus Orbilander. Este cuerpo cubierto de hielo expulsa columnas de vapor al espacio desde su océano interno. El muestreo de estas columnas podría evaluar su habitabilidad y quizá detectar signos de vida en las profundidades. 

La recomendación del informe decenal es de peso, sin duda, pero no es garantía de que se iniciará una misión. El informe anterior, Visión y viajes para la ciencia planetaria en la década 2013-2022, también recomendaba una misión a Urano y a Encélado, las cuales lamentablemente nunca se dieron.

El costo de una misión a Urano superaría los 4 mil millones de dólares, aunque la ganancia científica potencial no tiene precio. Por el momento solo toca esperar con entusiasmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.