La NASA y Boeing cancelan el lanzamiento de la cápsula Starliner

Publicado el
La NASA y Boeing cancelan el lanzamiento de la cápsula Starliner

Starliner / Boeing * Twitter

La NASA y Boeing tenían todo listo para dar otro paso importante el camino hacia los lanzamientos regulares de vuelos espaciales humanos a la ISS. Sin embargo, un imprevisto cambió los planes de la agencia espacial y la compañía privada. El equipo se vio obligado a cancelar el lanzamiento del CST-100 Starliner debido a un imprevisto técnico.

“Estamos confirmando que el lanzamiento del #Starliner Orbital Flight Test-2 de hoy está cancelado”, tuiteó Boeing horas antes del lanzamiento. “Más detalles se sabrán pronto”, agregaron.

Esta es la segunda vez en solo unos días que se cancela la prueba no tripulada a la ISS como parte del Programa de Tripulación Comercial de la agencia. La semana pasada el lanzamiento se había retrasado debido a una situación a bordo de la Estación. En esta ocasión el clima era una preocupación ya que las posibilidades de lanzamiento eran de un 60%.

La misión

El Boeing Orbital Flight Test-2 (OFT-2) de la NASA tiene como objetivo el lanzamiento de la cápsula Starliner en un cohete United Launch Alliance Atlas V. Se espera que el Starliner llegue a la estación y atraque unas 24 horas después con más de 180 kilos de carga y suministros para la tripulación de la NASA.

La misión probará las capacidades de un extremo a otro de Starliner desde el lanzamiento hasta el atraque, el reingreso atmosférico y un aterrizaje. OFT-2 proporcionará datos valiosos que ayudarán a la NASA a certificar el sistema de transporte de tripulaciones de Boeing para transportar astronautas hacia y desde la ISS.

Aunque no habrá tripulación en la misión OFT-2, el asiento del comandante de Starliner estará ocupado por Rosie the Rocketeer, el dispositivo de prueba antropométrica de Boeing. Durante OFT-1, Rosie fue equipada con 15 sensores a fin de recopilar datos sobre lo que experimentarán los astronautas durante los vuelos en Starliner.

En el caso de OFT-2, los puertos de captura de datos de la nave espacial previamente conectados a los 15 sensores de Rosie se utilizarán para recopilar datos de los sensores colocados a lo largo de la plataforma del asiento. Esta es la infraestructura que mantiene todos los asientos de la tripulación en su lugar.

La llegada a la ISS

Durante el acercamiento de Starliner a la ISS, la NASA y Boeing verificarán los enlaces de datos y las capacidades de comando por parte de la tripulación de la estación. Starliner también probará una capacidad de retirada automatizada durante la aproximación en caso ocurra un problema en el eje de atraque.

Asimismo, su sistema de navegación basado en visión será testeado, pues deberá acoplarse de forma autónoma a la estación espacial. El atraque estuvo programado para aproximadamente 24 horas después del lanzamiento. Ahora que este ha sido postergado, faltan conocer los nuevos detalles.

Después de un acoplamiento exitoso, Starliner pasará de 5 a 10 días a bordo de la ISS antes de regresar a Tierra en el oeste de EE.UU. La nave espacial regresará con más de 250 kilos de carga, incluidos los tanques reutilizables del Sistema de Recarga de Nitrógeno y Oxígeno (NORS). Estos proporcionan aire respirable a los miembros de la tripulación de la estación.

OFT-2 es el segundo vuelo orbital del CST-100 Starliner y el primero del segundo módulo de tripulación de la flota Starliner. Boeing se encuentra realizando esta segunda prueba orbital con el propósito de demostrar que el sistema Starliner cumple con los requisitos de la NASA para misiones tripuladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.