Biólogos demuestran que lo que pensábamos sobre los tiburones estaba errado

Publicado el
Biólogos demuestran que lo que pensábamos sobre los tiburones estaba errado

Pensábamos que los tiburones no dormían, y estábamos equivocados. Esta idea, ahora evidentemente errónea, se sustentaba en el hecho de que algunos tiburones debían permanecer en movimiento para facilitar su respiración. Ahora, investigadores en un nuevo estudio publicado en Biology Letters, indican haber encontrado la primera evidencia fisiológica del sueño en los tiburones.

Ojos bien abiertos

Se conocen bien dos fases del sueño en aves y mamíferos, e incluso en pulpos, pero se sabe muy poco sobre este proceso en animales vertebrados de sangre fría. Es así que, un equipo de biólogos especializados en ecofisiología investigó los signos de sueño en el tiburón damero (Cephaloscyllium isabellum), del cual habían descubierto previamente que es un animal nocturno.

En un estudio anterior, científicos estimularon a los tiburones y notaron que, cuando parecían descansar, los tiburones necesitaban una mayor estimulación eléctrica para que uno respondiera. Sin embargo, estas observaciones no fueron suficientes para confirmar un estado de sueño.

«Los tiburones dormidos no solo tienen una capacidad de respuesta reducida a la estimulación, sino que también tienen una tasa metabólica más baja«.

El monitoreo continuo por 24 horas demostró que los niveles de oxígeno de igual forma disminuyen en esos periodos de descanso. Esto confirmó que el descanso que se extendía por más de 5 minutos era, de hecho, sueño.

En el estudio, los autores observaron que los tiburones cerraron los ojos mientras dormían más comúnmente durante el día. Esto sugiere la influencia de factores externos como la luz, ya que durante la noche el 38% de tiburones mantuvo los ojos abiertos. Es decir, duermen con los ojos abiertos, porque muchos otros factores indicaban que se encontraban durmiendo.

Respirar o dormir

Además, el equipo encontró que un mejor indicador de un tiburón dormido es su postura. Mientras dormitaba, C. isabellum mantenía su cuerpo plano.

Esta especie de tiburón se caracteriza por poseer bombas bucales que mantienen el agua oxigenada fluyendo a través de sus branquias. De esa forma, pueden permanecer inmóviles por mucho tiempo, y echarse un descansito.

Pero la idea de que los tiburones no duermen proviene de otros tiburones, como Carcharodon carcharias (el temido gran tiburón blanco), que no tienen esta bomba y dependen de nadar hacia adelante para empujar el agua oxigenada hacia la boca y sobre las branquias. Entonces se podría decir que para ellos la situación es «respirar o dormir».

En consecuencia, surge una pregunta: si el sueño es universal en tiburones, ¿cómo duermen los nadadores obligados mientras aún están en movimiento?

Algunos especialistas sospechan que tiene que ver con la forma en que estos tiburones controlan su movimiento de natación. Un estudio en la década de 1970 encontró que los mecanismos que supervisan los movimientos de natación en el pequeño tiburón espinoso (Squalus acanthias) están ubicados en la médula espinal del animal y no en el cerebro. Por ello, es posible que los tiburones sigan nadando sin estar conscientes.

«La investigación futura deberá centrarse en otros indicadores fisiológicos del sueño, como los cambios en la actividad cerebral, para obtener un retrato más completo del sueño en estos vertebrados«, concluye el equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.