El críptico sentido de orientación de los murciélagos en realidad se encuentra en su ojo

Publicado el
El críptico sentido de orientación de los murciélagos en realidad se encuentra en su ojo

Un murciélago Nathusius capturado (Pipistrellus nathusii) durante los experimentos. / Oliver Lindecke

Además de su fascinante ecolocalización, los murciélagos migratorios tienen un misterioso sentido de la orientación. Ahora, un equipo internacional de científicos ha identificado la ubicación de ese críptico “sexto sentido”: la córnea. El hallazgo se publicó en Communications Biology.

Los resultados indican que si se anestesia la córnea, se altera el sentido de orientación que de otro modo sería confiable. Paradójicamente, la detección de luz permanece intacta. Ello sugiere la ubicación de un sentido magnético en los mamíferos.

El equipo de investigación dirigido por los doctores Oliver Lindecke y Christian Voigt ha demostrado por primera vez que las señales ambientales importantes para navegar largas distancias se captan a través de la córnea.

Los experimentos

El equipo llevó a cabo experimentos con murciélagos Nathusius (Pipistrellus nathusii) durante su período de migración de finales del verano. En el grupo de prueba, les anestesiaron localmente la córnea con una gota de oxibuprocaína.

Este anestésico de superficie se usa ampliamente en oftalmología a fin de desensibilizar temporalmente la córnea del paciente cuando sus ojos están demasiado irritados. Sin embargo, los efectos sobre la orientación no se habían registrado previamente.

En otro grupo de prueba de murciélagos, el equipo de investigación anestesió la córnea de un solo ojo. Los individuos del grupo de control no fueron anestesiados, sólo recibieron una solución salina isotónica en forma de gotas para los ojos.

Todos los animales de este experimento científico fueron capturados dentro de un corredor de migración en la costa del Mar Báltico. Más tarde fueron liberados individualmente en campo abierto a 11 kilómetros tierra adentro desde el sitio de captura inmediatamente después del tratamiento.

Al sur

Los científicos primero emplearon detectores de murciélagos para asegurarse de toparse con otros en el campo al momento de la liberación. Esto se hizo a fin de que los animales de prueba no sigan a los que volaban libremente.

Los observadores tampoco conocían qué murciélagos estaban siendo estudiados. “El grupo de control y el grupo con anestesia corneal unilateral estaban claramente orientados en las direcciones esperadas hacia el sur, mientras que los murciélagos con córneas anestesiadas bilaterales volaban en direcciones aleatorias”, explica Lindecke, primer autor del artículo.

“Esta diferencia obvia en el comportamiento sugiere que la anestesia corneal interrumpió el sentido de la dirección”, añadió. Sin embargo, la orientación aparentemente todavía funciona bien con un solo ojo.

Como el tratamiento de la córnea desaparece después de un corto tiempo, los murciélagos pudieron reanudar sus viajes hacia el sur después del experimento.

Prueba complementaria

Para descartar que la anestesia corneal también afecte el sentido de la vista y evitar conclusiones equivocadas, se realizó una prueba complementaria. Nuevamente, los investigadores dividieron a los murciélagos en grupos experimentales y de control. Luego probaron si la respuesta a la luz cambiaba después de la anestesia a las córneas en uno o ambos lados.

“Sabemos por estudios anteriores que los murciélagos prefieren una salida iluminada cuando emergen de un laberinto simple en forma de Y”, explica Voigt, director del Departamento de Ecología Evolutiva de Leibniz-IZW.

En el experimento, los animales bajo anestesia unilateral o bilateral mostraron igualmente esta preferencia. Por tanto, podemos descartar que la capacidad de ver la luz se haya visto alterada tras el tratamiento corneal, añadieron los científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.