Esta semana Moderna comienza los ensayos de su vacuna experimental contra el VIH

Publicado el
Esta semana Moderna comienza los ensayos de su vacuna experimental contra el VIH

VIH, en amarillo, infectando una célula humana / Flickr

Moderna se ha hecho famosa en los últimos meses gracias a su vacuna contra la COVID-19. Ahora la empresa de biotecnología se está preparando para dar inicio a ensayos en humanos de vacunas contra el VIH utilizando la misma plataforma: ARNm.

De acuerdo a una publicación en el registro de ensayos clínicos de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU., Moderna estima que los ensayos comenzarán el 19 de agosto y deberían completarse el 2023.

Moderna tiene 2 candidatas a vacunas contra el VIH: mRNA-1644 y mRNA-1644v2-Core. Ambos fármacos han aprobado las pruebas de seguridad iniciales antes de ser aplicados en humanos por primera vez. Los ensayos aleatorios incluirán a 56 participantes VIH negativos de entre 18 y 56 años.

Vacunas contra el VIH

Los intentos de desarrollar una vacuna contra el VIH se han realizado durante décadas, pero con poco éxito. Si bien varias vacunas candidatas llegaron a la etapa de prueba, no se encontró que todas fueran seguras y casi ninguna demostró ser siquiera moderadamente efectiva.

En la década del 2000, las investigaciones sugirieron que una vacuna probada en Tailandia reducía las infecciones en alrededor de un 30%. Sin embargo, algunos especialistas consideraron que los resultados del ensayo eran controvertidos.

Por otro lado, los científicos se vieron obligados a suspender el ensayo de una vacuna candidata diferente durante la misma década. Descubrieron que en realidad la candidata habría aumentado el riesgo de contraer el VIH en lugar de prevenirlo.

Tecnología ARNm

El VIH es uno de los varios virus a los que Moderna se dirige para el desarrollo de vacunas utilizando la plataforma de ARNm. La empresa de biotecnología ya ha empleado esta plataforma en las primeras vacunas de ARNm autorizadas para uso humano en los EE.UU. No obstante, la tecnología estuvo en evolución durante décadas y alcanzaba su madurez a medida que surgía la pandemia.

A diferencia del candidato de Moderna, ninguno de los candidatos a vacunas contra el VIH anteriores se elaboró mediante ARNm. Dado que la plataforma de ARNm ofrece un enfoque nuevo y ha demostrado ser segura y eficaz contra la COVID-19, los científicos tienen la esperanza de que conduzca a un avance hacia el VIH.

Además, la tecnología del ARNm podría tener algunas ventajas distintas sobre los métodos más tradicionales debido a la naturaleza del VIH. Este virus ha mutado rápidamente en muchas variantes diferentes a lo largo de las décadas.

“La plataforma de ARNm facilita el desarrollo de vacunas contra variantes porque solo requiere una actualización de las secuencias codificantes del ARNm que codifican la variante”, explicó el ­Dr. Rajesh Gandhi, experto en enfermedades infecciosas.

Diversas empresas también continúan trabajando en vacunas contra el VIH. Algunos candidatos actualmente permanecen en ensayos clínicos o están a punto de hacerlo. Las otras vacunas fueron elaboradas mediante una variedad de enfoques, incluida la técnica utilizada en el ensayo parcialmente exitoso de Tailandia. Más información sobre la prueba de Fase 1 de Moderna aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.